Electoralia

Te ayudamos a elegir los mejores productos para ti

Cómo combatir los estreses del retorno a la vida laboral

estres vuelta trabajo

El estrés laboral ha sido catalogado como la enfermedad del siglo XXI, asociándose a diversas patologías coronarias. Según la OMS, en el 2011 fallecieron 8,5 millones de personas por este flagelo y las cifras siguen creciendo. ¿No es para preocuparse?

Y es lógico que te sientas estresado si has estado desvinculado por un tiempo de la vida laboral, ya sea por enfermedad, licencia o vacaciones. Pero, sin importar la causa, todos sabemos que la reincorporación resulta siempre la etapa más difícil.

Quizás, durante tu ausencia cambiaron algunas prácticas, se fue tu compañero más cercano o hasta movieron al jefe. Pero no te queda otro remedio: tendrás que adaptarte con el menor nivel de estrés posible. Al principio podrá ser complicado, pero con los días te irás sintiendo, nuevamente, como en casa. A todos nos pasa.

 

Prácticas para combatir el estrés del retorno al trabajo

Afronta el primer día con filosofía

Es solo una jornada más. Piensa que, además de las responsabilidades, te encontrarás de nuevo con tus amigos. Esto te animará un poco.

Tómalo con calma

Actualízate de los eventos ocurridos durante tu ausencia y con organización, establece una línea de trabajo con objetivos claros para la primera semana. Poco a poco irás recuperando el ritmo perdido.

El día no es solo para trabajar

Como el trabajo ocupa solo un tercio de tu día, cuando termines, comparte con los amigos, la familia o, simplemente, realiza actividades que te den placer. Libérate de estrés, no lleves trabajo para la casa, ni te agobies por lo que no pudiste resolver. Rompe la rutina y gana en energía y en salud practicando deportes.

Piénsalo como forma de realización

Debes concebir el trabajo no como una obligación, sino como una vía constante de aprendizaje y como la forma de ganarte el sustento, sintiéndote útil. No eres un esclavo del trabajo, trabajas para vivir.

El estrés por el retorno a la vida laboral no se debe convertir en un sentimiento crónico. Por tanto, si no lo superas en un tiempo prudencial, busca ayuda especializada.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *