Electoralia

Te ayudamos a elegir los mejores productos para ti

Trucos para calmar a niños traviesos

niños traviesos

En ocasiones los niños pequeños pueden ser muy traviesos, y en consecuencia hay que tener un ojo de más sobre ellos. Esto condiciona una mayor inversión de tiempo, y que la realización de las actividades cotidianas se vuelva más complicada.

Lo bueno es que esto no es irreversible, y se puede incentivar la tranquilidad en los bebitos intranquilos. Las ideas para “aquietar” a los nenes no son complicadas, y algunas de ellas ayudan a desarrollar otras habilidades que le serán útiles en su vida futura.

 

Algunos consejos sencillos

El primer paso es habituarlos a realizar actividades quietas y tranquilas. Quizás la mejor sea la lectura. Podemos arropar al pequeño o pequeña, y en los brazos leerle algún cuento. La forma recomendable es utilizar un libro con imágenes, para atraer su atención, y en paralelo contar la historia. No dejes que esta actividad sea esporádica, hazla a diario.

Si el nene está crecidito, también puedes usar juegos de mesa: damas, ajedrez o backgammon. Comienza con períodos cortos de tiempo, así no provocas su rechazo. Con el tiempo se puede aumentar la duración de las actividades.

Otro factor importante es servir de ejemplo: no se deben perder los nervios cuando el pequeño se altere, o esté más intranquilo. Compréndelo, recuerda que ellos no pueden controlarse. Ellos aprenden del medio que los rodea, por eso es necesario mantener la calma ante ellos.

Una buena manera de calmar a los niños traviesos es canalizar esa energía sobrante y la tensión. Si permanece todo el tiempo frente a la tele, la energía no se irá. Para esto lo mejor es practicar deportes. Sale al parque con ellos, juega al fútbol o algún otro ejercicio físico.

Las artes marciales son una excelente opción, y no solo porque puedan aprender a defenderse, sino también por el gasto energético. Pero, además, con la práctica de las artes marciales se aprende mucha disciplina.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *